Te dedique a lo que te dediques (y entendemos que si visitas habitualmente Sinologic.net es debido a que te sueles dedicar a alguna rama de la tecnología), te habrás dado cuenta que es muy interesante estar al día en cualquier materia que te interese, ya sea por los medios de comunicación, blogs, foros, chats o entre compañeros, muchos de los temas recurrentes son las últimas novedades en este o aquel campo, motivo por el cual nos permite estar al día (o lo más cerca) de lo último en este u otro campo. Si te gustan los móviles, seguramente estés suscrito o visites varias páginas donde se comenten las últimas novedades, rumores y noticias sobre los últimos móviles que van a salir, de la misma manera si te gusta la VoIP, seguramente estés suscrito a ciertas páginas webs, y sigas a determinadas personas y páginas en sus redes sociales para estar más o menos al día de lo que se mueve en este campo.

El mundo de las nuevas tecnologías (voy a llamar así a los campos y áreas de la Informática y las Telecomunicaciones), a diferencia de otras especialidades (como psicología, derecho, historia, etc.) no sigue una evolución lineal, si no exponencial. Por ejemplo, si bien en 1960 apenas existían 5 ó 6 lenguajes de programación, entre los nuevos lenguajes que han aparecido, y los diferentes “forks” que han ocurrido de los existentes, hoy día es difícil tener una lista medianamente actualizada de todos los lenguajes de programación que podríamos escoger de cara a desarrollar algo serio. El número de lenguajes crece de forma exponencial mientras hayan personas que los utilicen.

Infografía de los principales lenguajes de programación desde 1950 hasta 2004.

Esto hace que todos y cada uno de nosotros tenga la necesidad/obligación de aprender constantemente, aprender no solo lo que nos gusta, si no también de lo que trabajamos, de lo que hablamos, de lo que tocamos y de lo que somos expertos. No nos vale con “haber aprendido”, tenemos que mantener el ritmo de aprendizaje mientras nuestro cerebro nos lo permita, y mantenerlo “ejercitado” dándole de comer conocimiento a medida que vamos “desterrando” aquella información que ya nos nos interese almacenar (a veces es más difícil olvidar que aprender). Hay que hacer este tipo de ejercicios porque uno o dos años apartado de cierta área significa el abandono completo y retomarla podría significar (en según qué áreas) empezar prácticamente de cero. De ahí la importancia de conocer algún método que te permita aprender un nuevo área en el menor tiempo posible para poder retomar “la cima de la ola”.

Primer paso: El libro.

En cualquier carrera técnica como ingeniería, lo primero que hacen en cualquier asignatura es proveerte de una lista de libros de consulta. Esto es porque un libro te va a “amueblar” la cabeza para el nuevo concepto que quieras aprender. El libro no tiene porqué ser en papel, puede ser electrónico, pdf o como prefieras, lo importante es lo que transmite, no el medio. ¿Y por qué un libro?. El libro tiene varias características importantes:

  1. Es lo suficientemente extenso como para albergar toda la información importante e imprescindible de ese tema.
  2. Al ser un documento escrito, puedes tomarte todas las pausas necesarias para que tu cerebro procese esa información.
  3. El lector puede consultar cualquier punto del libro en caso de que quiera “recordar” algo que se le esté olvidando.

Por esta razón, una de las primeras formas de aprender algo, es comprar un buen libro y leerlo, desde el principio, hasta el final.

Una vez hecho esto, el aprendiz tiene en su cabeza conceptos básicos. Si ha hecho ejercicios propuestos en el libro, además lo habrá practicado y habrá adquirido entre un 30 y un 50% de lo que haya puesto en práctica, de ahí que sea tan importante continuar con el aprendizaje porque en este momento tendremos una falsa sensación de que sabemos más de lo que realmente sabemos y, aunque estamos preparados para ponernos en marcha y trabajar sobre lo aprendido, tenemos que ser conscientes que aún nos falta un poco más para llegar al nivel que necesitamos.

Segundo paso: Seguir Tutoriales.

En este momento ya deberíamos empezar a plantearnos nuestro primer proyectos, cosas sencillas, cosas que podamos llegar a hacer y que asiente la información que hemos adquirido en el primer paso. A medida que empecemos a desarrollar dicho proyecto, nos daremos cuenta que nos falta información, que el proyecto parecía algo más sencillo en un principio pero necesitamos conocer cómo llegar a hacer ciertas cosas. Este es el momento de tomar dos posibles caminos:

  1. Buscar tutoriales, blogs y páginas donde expliquen cómo hacer ciertas cosas desde un punto de vista de la experiencia que complementen lo que hemos aprendido del libro.
  2. Apuntarnos a un curso que nos enseñe de primera mano y en un tiempo mínimo, toda la información que vamos a necesitar para llevar a cabo nuestro proyecto.

Ambos puntos no son excluyentes, seguramente la idea de asistir a un curso pueda ser un primer paso necesario e importante, pero eso no quita que tendrás que buscar información y tutoriales donde expliquen cómo hacer aquello que necesitas para llevar a cabo tu proyecto.

Considero un error sustituir el libro por el curso, ya que un curso suele servir para “acelerar” la formación, pero no para iniciarla. Fíjese en que he comentado que el libro sirve para “amueblar” la cabeza, y esto es un paso imprescindible para adquirir cualquier nueva información. El cerebro es un órgano muy complejo, del que conocemos muy poco, pero de lo poco que sabemos es que hace falta darle tiempo para poder aprender cosas nuevas.

Un tutorial suele ser un artículo de un blog, un PDF donde se explique cómo hacer algo. Un paso a paso donde se definan, no solo los pasos si no también el motivo de cada uno de ellos. Esa es la principal diferencia de un tutorial y un ejemplo. En el tutorial, si lo seguimos entero (desde principio hasta el final sin saltarnos ningún paso) llegaremos a un objetivo que es lo que veníamos buscando en un principio. Solo para aclarar, un comentario de StackOverflow no es un tutorial.

Tercer paso: Buscar Ejemplos

Una vez hayamos seguido varios tutoriales y hayamos empezado a avanzar en nuestro proyecto, nos daremos cuenta que para continuar, necesitamos ciertas respuestas a preguntas rápidas, es el momento de buscar ejemplos. Estos se encuentran en muchos sitios: Foros, Web de consulta (ahora si, StackOverflow, Github, …), salas de chat o incluso algún comentario de twitter o facebook. En este tercer paso, donde realmente se aprende es viendo el código de otras personas, asistiendo a conferencias y hablando con otros profesionales, aquí no únicamente vamos a responder nuestras dudas (que ya no serán dudas triviales) y además conseguiremos información de primera mano de personas que se han peleado en las mismas batallas en la que estás tú en este momento, además de conseguir una fuente super-valiosa de personas a las que le interesa lo mismo que a ti y que, en un momento dado, podrían ayudarte o trabajar contigo.

Cualquier código (por pequeño que sea), configuración o respuesta es un buen material que nos ayudará a perfilar el conocimiento adquirido y a prepararnos para la cima de la ola.

Cuarto paso: Mantenerse en la ola

Ya hemos visto que lo primero que hay que tener para empezar a aprender, es voluntad de aprender. El esfuerzo para aprender algo es importante, de ahí que debe ser algo que merezca la pena, ya sea porque te gusta, porque trabajes en eso, o bien porque lo necesites como camino para aprender algo, ya que hay ciertas áreas que requieren de conocimientos que hay que adquirir previamente.

Hay ciertas áreas que requieren de leer más libros, quizá menos tutoriales y más prácticas, o incluso hay campos en los que apenas vamos a poder encontrar tutoriales ni ejemplos y apenas unos pocos libros bastante introductorios, ese campo por lo general está poco desarrollado y “la cima de la ola” seguramente se encuentre más accesible.

Aunque parezca mucho esfuerzo (leer libros, buscar proyectos, seguir tutoriales, …) realmente no lo es si hemos seleccionado lo que queremos aprender con pasión, ya que con pasión, cualquier cuesta es menos pronunciada y además, con voluntad y ganas, incluso cualquier curva de aprendizaje, puede realmente ser un bello camino que recorrer, y es que lo bonito de aprender, no solo está en adquirir el conocimiento, si no disfrutar haciéndolo.

 

 

1 Comentario

  • Muy buen articulo Elio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales