En ocasiones, dos palabras cuyo significado se parecen, a menudo es utilizado por distintas personas como si fueran sinónimos, lo que puede llevar a dos posibles interpretaciones: Que habla de algo que no es, o que no tiene ni idea. Esto es lo que a veces pienso cuando leo algunas noticias y artículos, publicidad variada y abundante por no tildarla de SPAM-consentido.

En este artículo voy a referirme principalmente a dos conceptos que se parecen, pero no son lo mismo y la diferencia puede llegar a ser realmente abrumadora e incluso, viéndolo desde un punto de vista objetivo, casi insultante.

GUI son unas siglas que vienen a significar Graphical User Interface (o en español: Interfaz gráfica para el usuario).
FRONT-END es un término inglés que viene a señalar un “frontal” para utilizar una aplicación final “fín“.

Estos dos conceptos son muy parecidos, y de hecho, cualquiera sin experiencia pensaría que es lo mismo (siempre y cuando haya utilizado alguna vez ambos términos) pero nada más lejos de la realidad y para mostrarlo pondré un ejemplo bastante curioso y didáctico para el que no lo conozca:

Cuando una persona instala Debian por primera vez, una de las primeras cosas que aprende, es que los paquetes donde se encuentran las aplicaciones, utilidades, librerías y todo, viene en archivos con extensión .deb la forma de instalar dichos paquetes (archivos paquetizadores) se hace SIEMPRE mediante una aplicación llamada dpkg. (des-packager) y mediante esta herramienta con una serie de parámetros, descomprimirá el paquete .deb y colocará cada archivo en el directorio donde debe estar.

Con un simple vistazo a la herramienta dpkg podemos ver estos parámetros (he puesto la letra muy pequeña para que ocupe lo mínimo posible).

dpkg-help

Click para ampliar

Se podría decir que trabajar con esta aplicación puede llegar a ser algo tedioso cuando para instalar un paquete, antes debemos instalar otros, y para instalar estos otros, antes hay que instalar otros… un usuario novato puede llegar a perder la paciencia.

Para ello, se inventó una aplicación front-end llamada dselect. Esta aplicación tenía como objetivo facilitar el uso de la herramienta dpkg a los usuarios de manera que se simplificara su utilización y no tuvieran que estar peleándose con los distintos parámetros, a la vez que se automatizaba la búsqueda e instalación de dependencias (de manera que solo había que indicar qué paquete querías instalar y él instalaba sólo y automáticamente todos los paquetes que eran necesarios tener instalado previamente). El front-end en el fondo hace uso de la aplicación final: dpkg y sólo utiliza unos pocos parámetros.

El comando dselect para muchos se convirtió en una bendición, para otros… en un doble suplicio. Como se solía decir, a veces era más difícil aprender a utilizar el front-end que la propia aplicación ‘end’.

dselect-help

Click para ampliar

La herramienta dselect fue rechazada por gran parte de los usuarios de Debian por ser un front-end al que le faltaba una característica esencial: la aplicación Front-end debe ser INTUITIVA (Del lat. mediev. intuitĭo). Así que, como este front-end no terminó de satisfacer a los usuarios de Debian, se creó una herramienta nueva: apt-get que, no únicamente era mucho más sencilla de utilizar, si no que realmente eran tan útil, fácil y rápida de aprender que hoy día es la herramienta por excelencia que todo usuario de Debian conoce a la perfección.

apt-get-help

Click para ampliar

Por ahora tenemos que dpkg es la herramienta principal y apt-get un front-end del dpkg que facilita la instalación de paquetes.
Como aún así, el apt-get puede llegar a ser difícil de utilizar para alguien nuevo, se crearon otras herramientas: aptitude y una GUI llamada synaptic.
Si uno se fija en las opciones de synaptic, puede ver que están TODAS y cada una de las opciones de la herramienta apt-get (NO una simplificación de los parámetros del apt-get).

synaptic

Click para ampliar

Bien, después de este rollo, ¿que intento sacar en claro?

– Una GUI es una transformación de una aplicación a un entorno gráfico.
– Un Front-End es una simplificación para facilitar el uso de una aplicación. Un requisito de los Front-End es que deben ser INTUITIVOS.

Ahora una reflexión:

– Cuando un cliente dice que quiere una GUI, realmente quiere un Front-End?, un Front-End no tiene porqué ser gráfico, simplemente debe ser más sencillo, intuitivo para no tener que esforzarse en aprender todos los parámetros de la aplicación final.
– Un Front-end no suele incluir todas las ventajas que la aplicación final por lo tanto, su uso generalmente está limitado.

¿Eso significa que si alguien utiliza un Front-End no puede hacer lo mismo que alguien que utilice una aplicación final?
– No, si alguien utiliza una aplicación final de forma tan simple que hasta lo podría hacer con un Front-end.
– Si, si alguien utiliza la aplicación final para hacer cosas complejas y más profesionales y no simplemente a nivel ‘usuario’.

¿Qué pasa si alguien no sabe manejar una herramienta Front-end?
– No pasa nada, solo que si esa persona no sabe manejar una herramienta intuitiva, imaginate algo más complicado.

¿Qué pasa si alguien quiere hacer cosas complejas con un Front-end?
– Pues, evidentemente hay cosas que el front-end no podrá hacer y tendrá que utilizar la aplicación final.

Así que, chicos, chicas, espero que hayais entendido la diferencia entre GUI y FRONT-END a partir de ahora hablemos con propiedad conociendo la diferencia. 😀

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales