Lyra: El códec low-cost que podría sustituir a Opus

Siempre se ha dicho que la burocracia va siempre uno o dos pasos por detrás, pero cuando hablamos de tecnología, podríamos decir que incluso va años por detrás. No hay más que ver que WebRTC ha tardado más de 10 años en convertirse en un protocolo estándar oficialmente y ha pasado por muchos cambios entre los que destacan varios campos de códecs que, a medida que han ido surgiendo y comprobandose mejores (más calidad y un ancho de banda menor) los desarrolladores se han visto «obligados por la tecnología» a incluirlos dentro de la especificación.

No obstante, hay empresas como Google que corren dos carreras en paralelo y mientras apoyan ciertas prácticas avaladas por la comunidad y los estándares, juegan por otro lado a una liga propia en la que otras empresas compiten por ser la más rápida y la que primero ofrezca la mejor de las bondades a fin de conseguir adelantarse a la competencia y de paso, subir unos cuantos dólares el precio de sus acciones.

Por esta razón, cuando aún los usuarios están descubriendo un códec como Opus, Google anuncia un nuevo códec llamado Lyra, orientado principalmente al envío y compresión del audio de conversación (justamente el que nos interesa en VoIP) y es que Opus es un códec que, podríamos decir que es la «evolución del MP3» mientras que Lyra nace para convertirse en la evolución del Alaw, del Speech o del G.722.

Nota importante: El nombre «Lyra» es el nombre comercial de un software de Sangoma encargado de detectar máquinas de fax y contestadores automáticos (lo que se denomina AMD: Answer Machine Detector) pero no tiene nada que ver, por lo que si queremos descubrir más de este software, deberemos concretar y buscar «Lyrac códec» o algo así.

Comparación de calidad y ancho de banda

Sobre la calidad, es bastante mejor que la que ofrece el códec Opus con el doble del ancho de banda:

Google ha desarrollado este códec pensando en sus propios servicios de comunicación para Android (Google Duo y similares) aunque el código fuente está publicado con licencia Apache 2.0, por lo que en cualquier momento alguien puede utilizarlo para integrarlo en su propio software o en Asterisk, aunque hay alguien que ya lo ha buscado, por el momento no hay nada.

Parece que lo único importante es calidad de audio vs. ancho de banda, aunque en mi opinión el consumo de procesamiento también es importante. Existen muchos códecs que, siendo peores, son elegidos por consumir muy poco procesador y evitar que un móvil se caliente por llevar 10 minutos de conversación, pero de momento no hemos visto información sobre el consumo de procesamiento que tiene Lyra.

Ejemplos de audio

Aquí vamos a ver algunos ejemplos de audio:

Ejemplo de referencia de audio sin compresión y con máxima calidad.

Ejemplo del mismo audio de referencia comprimido con Opus a 6Kb/sec

Ejemplo del mismo audio de referencia comprimido con Lyra a 3Kb/sec

Ejemplo del mismo audio de referencia comprimido con Speech a 3Kb/sec

Nueva generación de códecs también para vídeo

Google también ha anunciado que próximamente sacará un codec de video revolucionario llamado AV1 orientado a principalmente a videoconferencia y que cuenta con muchas características muy interesantes, aunque estas no serán accesible a todo el mundo ya que requerirá de un procesamiento software lo suficientemente importante como para que únicamente los móviles de última generación y ordenadores con procesadores actualizados sean capaz de manejarlos convenientemente.

¿Y todo esto para qué?

Como decía al comienzo del artículo, el objetivo de las empresas tecnológicas es convertirse en el primero, el más avanzado y por lo tanto, conseguir una mejor reputación, opinión, apoyo popular y por ende, mejores beneficios en productos, servicios y precio de las acciones.

De momento, a mi me parece que transmitir una conversación en 3Kb/sec con esa calidad es más que suficiente como para plantear un cambio de estrategia mundial en la calidad de las conversaciones que viajan por Internet, no únicamente las redes telefónicas (que siguen ancladas en un códec Alaw con 64Kb/sec) si no en reducir a la mitad el consumo de las conversaciones entre sistemas (webRTC).

Pensad por un momento que el códec G.729 utiliza 8Kb/sec y ofrece una calidad 10 veces inferior a la del códec Opus consumiendo 6Kb/sec. Si esto no os hace replantear el uso de G729 en vuestras comunicaciones VoIP, no se qué puede hacerlo.

Está claro que al usuario normal no le importa lo más mínimo si está usando un códec u otro mientras pueda hacer una videoconferencia cómodamente y sin cortes ni pérdida de calidad y buscando una integración hasta con la lavadora.

Pero hay que pensar que los nuevos campos como IoT requieren de sistemas que envíen audio y vídeo utilizando un consumo muy bajo de procesador y ancho de banda, por lo que igual Lyra (que no he encontrado información de cuantos recursos de procesamiento requiere) puede ser una buena alternativa.

En un tiempo en el que las conexiones de alta velocidad gracias a la Fibra óptica, a las redes 5G y a los nuevos sistemas de rutado de redes inteligente, buscamos reducir al máximo el consumo del ancho de banda mientras se mejora la calidad, lo cual repercute en un ahorro de recursos, consumo eléctrico y por lo tanto, también en mejorar nuestro mundo.

Más información: https://ai.googleblog.com/2021/02/lyra-new-very-low-bitrate-codec-for.html

Este es un artículo original escrito por Elio Rojano.
Si te gusta y quieres compartirlo, utiliza los siguientes botones o bien copia el contenido que desees siempre que se enlace a la pagina original y se mencione al autor.

1 Comentario

  • Interesante Artículo Elio, gracias por seguir compartiendo información valiosa, veremos que depará el futuro

Archivos

Menú

Redes sociales