Adiós 2020… hola esperanzador 2021…

Estoy seguro que a estas alturas del año habréis leído decenas de resúmenes de lo que ha ocurrido a lo largo del año, desastres, malas noticias, pérdidas de todo tipo, además de muchos y grandes problemas. El objetivo de este artículo es todo lo contrario: buscar un rayo de esperanza y deseos para este nuevo año que viene, no tanto qué ha ocurrido a lo largo del año, si no intentar ver qué cambios nos puede traer este año que hemos pasado y en el que ha ocurrido de todo.

Despegue del teletrabajo…

Lo primero es que debido al confinamiento, algo ha cambiado en muchas empresas: han visto que el teletrabajo es posible, es más, es necesario y, de organizarse mejor, puede ser un gran aliado. Si alguien puede estar incubando algo, es mejor que se quede en casa trabajando en lugar de venir a la oficina a contagiar a los compañeros es algo que muchos ya conocíamos, pero que este año se ha hecho «oficial». La infraestructura ya está preparada (se preparó de prisa y corriendo en los primeros meses del confinamiento, por lo que ahora con tiempo y recursos se puede hacer mucho mejor) y lo más difícil de todo, que es equiparar la productividad de los que trabajan en la oficina y los que trabajan en casa, es el siguiente paso. Esto fomentará mucho más si cabe la telefonía, la VoIP, los softphones y el uso de webcams y micrófonos para poder hablar con los compañeros y con clientes. El 2021 puede ser el año en el que el teletrabajo bien entendido despegue por fín.

Despegue de la videoconferencia…

La videoconferencia se ha postulado como la mejor forma de organizar reuniones, primero por la reducción de costes (de transporte, de tiempo, de recursos técnicos) y además ha motivado que las empresas conozcan esas tecnologías que los que trabajamos aquí ya conocíamos bien: WebRTC (una web donde poder acceder y poder hacer multi-videoconferencias entre varias decenas de personas). Grandes desarrollos como Jitsi o Zoom son un buen ejemplo de lo que puede llegar a dar de sí un software cuando la gente realmente descubre que lo necesita para sus propósitos.

Renacimiento de la mensajería instantánea

La mensajería instantánea también ha vivido su segundo renacimiento. Productos como Microsoft Teams, Slack, Mattermost o Matrix, junto con sus homólogos móviles: Whatsapp, Telegram, Signal, etc. han provocado que prácticamente todo el mundo considere la mensajería instantánea como un servicio fundamental y preferido de cara a comunicarse con amigos o empresas incluso mejor que las famosas «redes sociales».

La VoIP más útil de lo que nunca había sido…

Por último, la voz continúa siendo la forma preferida para comunicar algo en el acto, de forma instantánea y reclamar la atención necesaria, pero este confinamiento, esta circunstancia ha hecho que, junto con la videoconferencia, la VoIP sea la opción más importante de comunicación en las empresas y para los trabajadores. La posibilidad de «llevarse su extensión» de trabajo a casa ha hecho que muchas empresas opten por sistemas VoIP en lugar de los sistemas tradicionales. El hecho de utilizar Internet en lugar de un teléfono móvil hace que no haya problemas de cobertura ni de saturación de líneas y el hecho de que todo esté controlado con una centralita física en la empresa o una centralita virtual en la nube hace que las empresas sigan teniendo el control de sus comunicaciones.

En busca de la productividad perdida…

El 2020 ha impulsado mucho el software de comunicaciones, la búsqueda de una mejor productividad y el desarrollo interno para lograrlo así como la integración de las herramientas para evitar hacer tareas de forma muy manual (Excels, Powerpoints, etc. han evolucionado a herramientas colaborativas de documentación digital, a herramientas de comunicación grupal interna y a la unificación de servicios en lugar de distintos servicios de distintas empresas), por ello podemos decir que pese a que este año va a ser un auténtico fiasco a nivel empresarial, nos ha enseñado que es mejor parar un poco el ritmo y replantear como mejorar la productividad actualizando y mejorando las herramientas con las que trabajamos a diario.

El uso de integraciones con sistemas CRM, ERP así como con los sistemas de comunicaciones: teléfonos y centralitas, seguramente serán la piedra filosofal que todas las empresas han descubierto que necesitan para este nuevo año. Esa integración no será fácil, no será completa, hay demasiadas herramientas y todas son complejas.

Cambios, cambios everywhere…

Las leyes que aparecerán este nuevo año para la «industria digital» marcarán una agenda de normativas que habrá que estar atento para poder cumplir con todo lo que se exigirá. (aquí un ejemplo) Cambios importantes como la ausencia de Reino Unido en Europa provocará que se modifiquen algunas normas, impuestos y trámites de la forma en la que se venía haciendo hasta ahora, y es que Europa también ha aprendido que debe ofrecer algo más a la ciudadanía si no quiere que otros países corran el mismo camino de UK, por lo que tendremos que estar preparados para adaptarnos a los cambios legales que están por llegar.

Sobre Sinologic…

Para este nuevo año estamos preparando algunas novedades que, si bien queríamos haberlas llevado a cabo este año, las circunstancias han hecho que tengamos que posponerlo, pero nos gustaría que, para dentro de unas semanas, poder dar un par de anuncios importantes que seguro que a más de un lector habitual le gustará conocer.

No somos partidarios de crear hype de esta forma, pero estamos dándole vueltas a varias acciones y esperamos contar contigo para llevarlas a cabo. 😉

Así que, como ves, más que buscar todo lo que ha ocurrido en este fatídico año,… estamos más que ilusionados por comenzar este nuevo año que esperemos que sea un mejor y prometedor nuevo año.

En España es tradición comer doce uvas (una uva por cada campanada) a las 12 de la noche del 31 de diciembre, donde cada uva representa algo que deseamos para este nuevo año. Después del año que hemos pasado, nos van a faltar uvas para arreglar semejante estropicio. 😀

No obstante, estamos seguros que este 2020 nos ha hecho más fuertes, más experimentados y nos ha enseñado muchas cosas muy necesarias para poner en práctica en los años venideros, por lo que esperamos y os deseamos de todo corazón que tengáis un feliz y próspero año 2021.

Este es un artículo original escrito por Elio Rojano.
Si te gusta y quieres compartirlo, utiliza los siguientes botones o bien copia el contenido que desees siempre que se enlace a la pagina original y se mencione al autor.

1 Comentario

Archivos

Menú

Redes sociales