cloud-pbx

Cuando escribí el artículo El futuro está en la nube…, recibí algunos comentarios muy interesantes defendiendo ambas posibilidades, algunos a favor de la nube y otros en contra. Cada cual tiene sus razones, algunas más objetivas y otras puramente comerciales.

Son muchos los factores que intervienen en la duda de si optar por una PBX en la nube o alojado en las instalaciones propias, no obstante, por petición de un lector vamos a analizar algunas de ellas.

 

Coste Material

El primer coste que nos evitamos tener es justamente el más evidente: comprar el servidor.
Hoy día, para una PBX de una pequeña o mediana empresa de hasta 500 puestos telefónicos no es necesario un gran equipo. Prácticamente cualquier sistema que adquiramos hoy es más que suficiente para dar cobertura a todo lo que necesitemos, no obstante, eso implica que los 400~500€ nos lo tendremos que gastar en meter un procesador de 4 núcleos, 8 ó 16Gb de RAM y al menos una tarjeta de comunicaciones o un gateway para conectar nuestro servidor a las líneas “locales” de la PSTN.

El tema de los teléfonos a utilizar, como es algo que vamos a tener que utilizar en ambos casos, no vamos tenerlo en cuenta.

Coste Mensual

Si vamos a utilizar líneas físicas, hay que contar con que, al menos en España, cada línea analógica cuesta unos 15€/mes de mantenimiento, que se convierten en 40€/mes en el caso de una RDSI y unos 350€/mes en el caso de un RDSI Primario.

El coste energético de mantener una PBX encendida 24 horas al día es, utilizando una calculadora de potencia y aproximaciones, medias y demás, unos 300 € anuales para un servidor que consuma unos 170W a la hora, es decir, unos 25€/mes más el coste energético de switches y demás material de red que necesitemos.

Si vamos a utilizar un Operador IP, es importante disponer de una conexión a Internet en condiciones proporcional al número de llamadas máxima que vayamos a tener en nuestro sistema. Por suerte, si disponemos de una conexión de fibra óptica FTTH 100/10 sería ideal, o incluso mejor, una de 200/200 que suele rondar los 50€/mes. 🙂

Coste de las llamadas

Una de las ventajas de disponer de nuestra propia centralita PBX alojada en nuestras instalaciones es la posibilidad de utilizar tantos trunks de operadores IP como deseemos, pudiendo enviar llamadas por uno u otro operador según nos interese, aprovechando las mejores tarifas en función del destino al que vayamos a hacer.

En el caso de las centralitas virtuales, generalmente alojadas por operadores IP, todas las llamadas se realizarán a través de ellos, no pudiendo aprovechar las tarifas de otros operadores, aunque estas sean mejores.

Riesgo en caso de caída

Nunca he sido partidario de hablar de “caídas”, menos aún si consideramos caídas por igual el hecho de un corte de luz, que de internet, de que un fallo hardware.

Tener nuestro propio servidor en nuestras instalaciones tiene bastantes riesgos de caídas y estas dependen de muchos factores:

  • Cortes de corriente: Hay sitios más propensos a tener cortes de luz, lo que nos llevaría a necesitar de protectores de tensión y SAI con capacidad para hacer frente a un corte durante un tiempo considerable.
    Generalmente en lugares alejados del centro urbano, las instalaciones eléctricas suelen ser más antiguas y por lo tanto, las caídas son más frecuentes.
  • Cortes de Internet: Está claro que en una oficina es posible que haya algún corte de acceso: el router se calienta, demasiada humedad en la sala donde están los switches y routers, etc… Estos cortes suelen ocurrir al menos 6 ó 7 veces al año en el mejor de los casos y suelen durar un par de horas cada uno como mucho. (por supuesto, hay excepciones).
  • Cortes debido al hardware: Hay casos en los que el servidor se bloquea, bien por que necesita una puesta a punto o bien por que hay que quitarle el polvo al ventilador. También puede ocurrir que, tras algún corte de corriente, el disco duro haya hecho “pufff” y hayamos perdidos todos los datos que teníamos guardados y no tuviéramos hecha copia de seguridad, pero eso suele ocurrir a partir del cuarto año, así que este tipo de cortes son los menos comunes.

No obstante, es cierto que siempre hay riesgo, y el hecho de que un servidor esté en un datacenter especializado puede evitar bastante ciertas “caídas”, por lo que son menos ocasionales. También es cierto que cuando estas ocurren, suelen ser mucho más duraderas y problemáticas. Cuando en un datacenter hay un corte de corriente (que también los hay), aunque no suelen ocurrir cortes así en varios años, es cierto que cuando los hay, la reparación suele llevar varias horas.

De igual manera, los servidores que se utilizan en un datacenter no tienen por qué ser a prueba de errores, y los discos duros también se estropean, por lo que salvo que hayamos contratado algún tipo de seguro o que el proveedor tenga previsto ese caso, si hay un fallo hardware, también vamos a perder los datos y quedarnos sin teléfono un buen rato mientras lo arreglan.

Entonces ¿cuándo interesa tener un servidor propio?

Ya hemos visto que en la mayoría de los casos, puede ser más interesante económicamente tener una centralita virtual o una PBX en la nube que tenerla en nuestras instalaciones.

No obstante, existen casos en los que puede ser más interesante tenerla alojada en nuestras instalaciones:

  • Cuando tengamos aplicaciones de terceros conectada a la centralita y necesitemos una conexión particular a ella: click2call, CRM, ERP, o aplicaciones que usen TAPI, AMI, etc…
  • Cuando queramos utilizar sistemas de reconocimiento de voz (ASR) o text-to-speech (TTS).
  • Cuando queramos utilizar varios operadores.
  • Cuando queramos conectar con las centralitas de otras sedes.

Por supuesto, esto no significa que si queremos hacer algo de esto no se pueda utilizar una centralita virtual, pero seguramente será más fácil hacerlo si la tenemos en nuestras instalaciones.

 

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales