Muchos políticos en todo el mundo llevan bastante tiempo buscando la forma de “monitorizar” cómo la gente utiliza sus ordenadores, qué descargan, cuando y cómo obtener beneficios con esta información (denuncias, patentes, publicidad, etc). Incluso está a debate en la Unión Europea instalar una especie de “caja negra” que informe de todo lo que se descargan los usuarios.

Pues esa “caja negra” parece que ya está desarrollada, ahora sólo falta que la hagan legal:

Linux-Magazine, una de las mejores revistas sobre software libre, se hacen eco de un estudio donde se concluye que gracias a las vulnerabilidades de privacidad de la aplicación Skype, se puede facilmente explotarla para averiguar qué archivos se está descargando vía BitTorrent.

“Un estudio de investigadores del MPI-SWS de Alemania, la Universidad de Nueva York y del INRIA de Francia, demuestra que Skype es susceptible de un hack trivial que permitiría a un tercero acceder a información personal del usuario, incluyendo la monitorización de las descargas de BT, hasta el punto de saber que fichero se está bajando en cada momento.

Los investigadores advierten que otros sistemas de mensajería pueden ser susceptibles a ser hackeado, pero que se concentraron en Skype por contener “una vulnerabilidad de privacidad notable”. 

Concretamente, el estudio se centra en Skype, pero igualmente se puede conseguir con otras aplicaciones de mensajería basadas en P2P como Messenger MSN Live o Google Talk.

Aquí podéis ver el estudio:
http://cis.poly.edu/~ross/papers/skypeIMC2011.pdf

 

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales