El día fue bastante curioso pese a ser uno de los que menos temário había que dar, era el día especial del DialPlan y de la telefonía (tanto analógica como digital) y este día quedó claro la cantidad de cosas que se pueden hacer con unas cuantas aplicaciones y funciones bien utilizadas, pero sobre todo las grandes posibilidades y el gran potencial que le se puede sacar a Asterisk con un poco de práctica en cuanto a programación de Dialplan.

Quizá era el día en el que muchos se acordaron de la cantidad de cosas que su interfaz web no puede hacer (o sí se puede utilizando los customs…) pero sobre todo era el día de aclarar conceptos como que un dialplan de 20 líneas bien escritas, es mejor que otro con 200 totalmente incomprensibles.

Imagino que entre los asistentes hubo cierto desconcierto ya que presentar de golpe y porrazo más de 30 aplicaciones “básicas” y algunas “avanzadas” y algunas “nuevas” no es buena idea pedagógicamente hablando ya que terminas confundiéndolas todas o quizás olvidando algunas importantes, pero todo se soluciona en los laboratorios, que es el momento en el que todo lo que pensabas que se iba a olvidar aparece por la cabeza y empiezas a utilizarlo, entonces ya es más difícil de olvidar.

Como guinda del día, la telefonía, la tradicional “instalación de tarjetas” y las “tradicionales preguntas” sobre cual poner arriba o abajo, los tradicionales olvidos “jumpers E1/T1” y el cable de corriente para los módulos FXS.

Lo bueno de todo esto es el contacto con el material (algunos nunca habían tocado una tarjeta de primarios y otros nunca habían tocado una tarjeta analógica) por lo que, partiendo del desconocimiento absoluto hasta llegar a ver tu tarjeta funcionar, estoy seguro que es toda una sensación agradable. 🙂

Salimos tarde pero con los deberes hechos.

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales