Aunque soy consciente que ésta es una web sobre VoIP, hablar sobre un producto relacionado con redes inalámbricas puede no ajustarse a la temática general, tampoco soy un experto en cuanto a redes inalámbricas, no obstante después de tanto tiempo y tras haber hecho algunas pruebas, el escoger un producto de una empresa como Grandstream, de la que todos sabéis que se dedica principalmente a fabricar dispositivos VoIP, me ha llamado tanto la atención que voy a plasmar aquí mi opinión sobre su access point / antena Wifi.

Para empezar, conozco Grandstream desde hace más de una década, era uno de los primeros fabricantes de teléfonos y gateway SIP con un precio bastante ajustado y muy fáciles de configurar. Cada cierto tiempo vienen añadiendo nuevos modelos y volviendo obsoletos otros tantos, algunos modelos son muy acertados y funcionan bastante bien y otros han nacido un poco pronto y necesitan de algunas actualizaciones para corregir algunos bugs que surgían, así que como fabricante de productos VoIP siempre los he tenido en bastante buena estima al igual que muchos otros (Alcatel, Snom, Yealink, etc…). Últimamente Grandstream viene apostando por otros productos que poco o nada tiene que ver con la VoIP: Cámaras de videovigilancia, grabador de vídeo, videoteléfono/tablet, porteros automáticos, razón por la que tampoco hemos hablado mucho de ellos y últimamente han apostado bastante fuerte por un mercado tan difícil como competitivo: el hardware de red. (router, antenas de interior, de exterior, etc.)

Como suele ser habitual, cuando uno entra en un mercado nuevo ocurre que ya existen varias marcas predominantes que cuentan con un gran respaldo de profesionales y usuarios que los apoyan cuasi como una religión, un partido político o un equipo de futbol, por lo que cuando uno busca información e intenta evitar la meramente publicitaria para centrarse en lo que importa, es difícil separar la información útil de la información proporcionada por un fan.

Por otro lado, tenía intención de disponer de internet inalámbrico en toda la casa. Ésta tiene dos plantas y entre ambas hay más de medio metro de hormigón que no deja pasar prácticamente nada… Como en cualquier casa regida por “personal técnico”, al menos hay 25 dispositivos diferentes que se conectan a la red (eso sin contar con los que están conectados a la red cableada), la conexión a Internet más rápida que se pueda y todo conectado y sincronizado con todo de manera que cuando vayas a utilizar algo, debería ir como la seda y no tener problemas de conexión. Justo lo contrario que pasaba: Ya se sabe… En casa del herrero…

Cada vez que nos conectamos a Internet, o la cobertura era mala, o al rato se perdía la conexión a Internet, dejaba de recibir IP del servidor DHCP,… si se quería ver un vídeo o descargar un archivo algo más pesado de la cuenta, la conexión se volvía torpe y lenta, y lo peor eran los comentarios por parte del resto de la familia… por lo que aprovechando una oferta de un operador local que ofrece 1Gb simétrico, decidimos darle un empujón a la red wireless de la casa para intentar terminar de una vez por todas con los problemas de red. Así que ahí nos vimos, buscando la mejor antena posible para poder tener wifi sin problemas en cualquier punto de la casa.

¿Cual elegir?

Antenas wireless hoy día hay de muchos tipos, muchas marcas, muchos modelos, con/sin Mesh, con/sin Roaming, con/sin conexión gigabit, con/sin POE,… Sólo viendo la lista de marcas de antenas wireless con soporte 802.11ac cualquiera se pierde entre las distintas posibilidades. El problema venía que por razones físicas, nos hacían falta dos antenas (ya que una de ellas no es capaz de abarcar todo el espacio con buena calidad) así que decidimos comprar dos antenas y conectarlas entre sí mediante un cable UTP categoría 6 para que hubiera una conexión gigabit entre ellas y aprovechar el giga simétrico de Internet.

Ahora se ha puesto de moda la tecnología Mesh, que permite conectar antenas wireless utilizando conexiones wireless, únicamente hace falta estar “dentro del rango” y listo… la cobertura se extiende por arte de magia y manteniendo la velocidad prometida. Las antenas que soportan esto suelen aumentar el precio con respecto a las “no mesh” casi un 30%, por lo que considerando que tenía una red cableada en ambas plantas y que, como había dicho, hay un muro de hormigón que no deja pasar nada, no vi necesario buscar compatibilidad con este tipo de antenas.

Así que, después de leer qué es “mesh” por qué es interesante y por qué no, ver que puede ser más interesante si no tenemos conexión cableada en ambos puntos pero parece que innecesaria si tenemos un cable en cada punto que queremos instalar la antena, al final y pese a las decenas de fabricantes, nos quedamos con dos:

  • Mikrotik Cap AC
  • Ubiquiti UAP-AC-Pro

Después de mucho preguntar e investigar, Mikrotik era el más económico según leía, la cobertura no era tan buena en transmisiones de alta velocidad (5Ghz – MCS7/MCS9) y como queríamos tener ancho de banda gigabit, para ahora y para el futuro. Tampoco tenía a nadie a quien preguntarle sobre rendimientos y pruebas, así que terminamos por desecharlo.

Ubiquiti me gustaba más, buenos comentarios, buen soporte y un access point de primera marca que uno puede ver en cualquier empresa/hotel/etc. por lo que la cobertura y la velocidad parecían bastante buena. Lo único que no hacía tanta gracia era el precio, casi 140€ y, necesitando al menos dos, la cosa requería una conversación técnica con el resto de la familia y un estudio previo con los motivos, razonamientos, estudios técnicos de cobertura, velocidad y justificación de costes que pudiera hacer. 😉

GrandStream: una interesante alternativa

Entonces caímos en la posibilidad de la nueva antena Wifi de Grandstream, un producto bastante más económico pero por desgracia sin comentarios suficientes como para terminar de decidirme, pero el ahorro de costes mería la pena al menos hacer la prueba, así que viendo que el modelo de Grandstream GWN7610 tenía prácticamente las mismas características técnicas que el Ubiquity UAP-AC-Pro pero costando casi 60€ menos, decidimos probarlo y ver los resultados. Curiosamente a partir de una versión de firmware también soporta Mesh, por lo que la inversión estaba bastante justificada.

Grandstream también dispone de otro modelo: GWN7600 con otras características también muy interesantes, un coste algo menor. Aquí podéis ver la diferencia de ambos modelos:

Comparación entre los dos modelos de access points de Grandstream

Las primeras pruebas

Quería hacer pruebas reales, así que me hice con un programa medidor de cobertura y preparé un entorno de pruebas con un archivo de varios gigas, y un directorio con cientos de miles de archivos de unos pocos bytes para ver cómo se comporta con ambos tipos de transferencia. También preparé una aplicación de torrent y mucho espacio libre para poder descargar archivos grandes (como distribuciones de linux) a través de muchos peers y ver cómo sufre un poco la antena.

La idea es hacer pruebas en ambos AP conectados entre sí, y luego hacer otra mientras nos movemos para comprobar que el roaming funciona bien y no se nota el cambio de antena de uno a otro.

Hay que saber que existen dos tipos de frecuencias: 2,4Ghz y 5Ghz. A cuanto menor sea la frecuencia, más lejos llega, pero menos velocidad es capaz de transmitir, por lo que para conseguir una conexión a la mayor velocidad hay que buscar tener siempre cobertura 5Ghz y una vez conseguida, evitar interferencias tipo: puertas, paredes, columnas, etc. ponemos el primer GWN7610 en la habitación donde tenemos el router y hacemos las primeras pruebas de cobertura…

La primera impresión al conectarme al GWN7610 fue de un producto bastante trabajado, estos access-points están pensados para dotar de wifi en empresas y para conectar decenas de antenas entre sí formando una única red global wifi, por lo que la configuración intenta detectar otras antenas y unificar la configuración de todas a través de un único interfaz. Cuando conectas varias antenas, hay que escoger una de ellas como “Maestro” y esa será la encargada de suministrar la configuración al resto, por lo que una vez pareada y seleccionados los “esclavos”, toda la configuración se hace desde el interfaz de la antena maestro (actualizaciones de firmware, parámetros de red, seguridad, etc…) con lo que la cosa se simplifica bastante. Esto me sonaba de otras antenas mucho más profesionales y bastante más caras, así que me alegró verlo en esta.

Sorprendentemente, solo con una antena ya tendría cobertura en ambas plantas, en la planta de arriba todo cobertura 5G y ancho de banda 700-900Mb/sec de subida como de bajada en red local. En la planta de abajo pasaba a cobertura 2.4Ghz y el ancho de banda bajaba también a 40-70Mb/sec. La idea es poder conectarnos desde cualquier punto de la casa, así que tras hacer pruebas vimos que en la planta de abajo habían partes con sombra que no teníamos cobertura o era tan baja que no merecía la pena. Así que tocaba hacer más pruebas con otra antena en la planta de abajo para poder tener cobertura en toda la planta de abajo.

Probando con dos antenas conectadas entre sí

Una de las ventajas es que tengo un cable UTP de categoría 6 uniendo ambas plantas, por lo que puedo conectar por cable aparatos de la planta de abajo con la planta de arriba, así que con un segundo GWN7610 conecté al cable de la planta de abajo y lo pareé con el principal (de la planta de arriba) y sorpresa! ya podía hacer cambios en cualquiera de los dos access points desde el mismo interfaz.

Cada antena soporta 250 clientes con una transmisión MIMO 3×3:3 (lo que significa que tiene 3 antenas para transmisión, 3 antenas para recepción y 3 flujos independientes para la transmisión de datos). La potencia como decía, una antena da cobertura dual 5Ghz y 2.4Ghz en una planta y 2.4Ghz en la planta de abajo por lo que si ponemos en un buen lugar las antenas la cobertura puede llegar a ser excelente en cualquier sitio.

Con paredes de pladur y alguna que otra de ladrillo, la distancia razonable y medible de cada antena es de unos 100m. (150m sin paredes)

Lo primero que hay que hacer es actualizar el firmware, a partir de ahí tanto la página principal como el resto cambian y todo es mucho más estable.

Luego, hay que activar lo que se denomina “Band Sterling” que consiste en indicarle que quieres sincronizar primero con 5Ghz y si no puede, entonces con 2.4Ghz, pero que prioritariamente con 5Ghz, además de indicarle un parámetro RSSI (que es el nivel mínimo de señal) para que intente reconectarse a otra antena a -60db. (en cuanto pierda la cobertura buena).

Configuro un “grupo” con una única red y hago pruebas de descargar un archivo mientras subo y bajo escaleras… la velocidad es impresionante da igual en qué planta esté e incluso se mantiene la velocidad durante el cambio de planta. (en caso de que la cobertura con una antena caiga de un nivel bueno -y el RSSI caiga por debajo de los 60db-, intenta reconectarse a otra antena con mejor cobertura con lo que se conecta a la otra a 5Ghz).

Muchas posibilidades

El “dashboard” del GWN7610 me da mucha información interesante (canales Wireless a los que hay conectados, clientes conectados, ancho de banda de cada cliente, cantidad de datos que se ha descargado, alertas, etc…)

En la parte de “clientes” puedo ver quién hay conectado, a qué antena, a qué frecuencia (2,4Ghz ó 5Ghz) el ancho de banda de cada uno (también permite limitar el ancho de banda de los clientes e incluso por horas del día)

También se puede configurar una web que haga de “bienvenida” antes de permitir al cliente conectarse a la red, solicitar un usuario/contraseña, conectarlo con sistemas de autenticación como RADIUS, LDAP, etc., un código que genera la propia antena, y 1000 cosas más pensada para hoteles,  otros lugares que ofrezcan internet a clientes y muchas cosas más que en casa puede que no me interese tener… pero igual a más de uno sí que le puede interesar.

En mi opinión, Grandstream lo ha vuelto a hacer, un producto económico pero con un gran rendimiento y calidad similar a otros productos mucho más caros y potentes, manteniendo la sencillez para aquellos que no queremos complicarnos la vida pero la flexibilidad para que, quien realmente quiere complicársela, pueda hacerlo.

Como he comentado antes, existen otras alternativas de otras marcas, Grandstream no ha lanzado nada nuevo y super-original, aunque sí ha optado por una excelente relación calidad-precio que podría salvar algún que otro proyecto que tengamos entre manos.

Seguramente también existan configuraciones mucho mejores que permitan un mayor aprovechamiento de estos dispositivos en pro de una mejor cobertura wireless, no obstante, con mis escasos conocimientos sobre configuración de antenas, redes, etc. os puedo garantizar que he configurado la mejor red Wireless que ha pasado por mi casa y si tuviera que volver a hacerla de nuevo, volvería a repetir esta marca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales