Tal y como se pronosticó hace tiempo, las principales empresas informáticas empiezan a posicionar sus piezas a la espera de obtener el apoyo necesario y que los usuarios residenciales empiecen a demandar de forma multitudinaria, servicios de voz y vídeo sobre redes IP.

Estas dos semanas han sido bastante movidas en cuanto a algunas piezas clave de la VoIP como son los códecs, las patentes, permisos y licencias de manera que están surgiendo cambios que pueden hacer cambiar bastante el panorama actual tanto para bien como para mal.

Hace unas semanas, toda la blogosfera se hizo eco de la guerra abierta entre Apple y Adobe por el soporte de Flash en los productos de Mac. El CEO de Apple (Steve Jobs) dirigió duras críticas sobre el formato de Adobe y el porqué no pensaba incluir este formato dentro de sus productos portátiles. De esta forma, defendía el uso de los estándares y el uso del códec H.264 para poder ver vídeos.

Por otro lado, Google fue más allá y no sólo defendió el uso de estándares si no que le puso nombre: HTML5 y Theora, un formato que es, de hecho, la alternativa libre al códec H.264 que estuvo muy cerca de ser completamente libre pero que al final, se ve que no pudo ser.

Apple y Microsoft defienden el códec H.264 como la próxima evolución del vídeo en internet, siempre y cuando aquella empresa que quiera implementar algún software con este códec pase por caja.

Antes que alguien lo pregunte, en Europa (donde no existen patentes software) sí que existen patentes por códecs ya que lo que se patenta no es el algoritmo, si no un “método matemático de compresión” y esta sí es patentable. 🙁

Asterisk se encuentra ahora con un dilema que deberá resolver, seguir utilizando H.264 como códec a utilizar en vídeo (desconozco si sería legal utilizarlo a la vista que no es libre), o bien saltar a otros códecs más libres como Theora.

Google acaba de anunciar la liberación de otro códec de vídeo llamado VP8 cuyo contenedor está basado en Matroska -Gracias Manwe- (los famosos archivos de vídeo con extensión ‘mkv) además de organizar una plataforma pro-estándares-libres para la web llamada WebM que seguro que dará que hablar los próximos días.

Para colmo, la noticia saltó hace unos días cuando Google anunció que ofrecía varios millones de dólares para poder comprar la famosa empresa Global IP Sound de la que ya hemos hablado en varias ocasiones y que se dedica a la creación de códecs de audio como los que hizo famoso a Skype y que utiliza actualmente GoogleTalk. La compra de GIPS por parte de Google junto con todos los servicios que rodean la VoIP del gigante (GoogleVoice, GoogleTalk, GoogleWave, …) podrían ser los movimientos que le faltan para empezar a comer piezas y quedarse con el tablero.

Como pensamiento en voz alta, tras ver todos estos movimientos, y siguiendo con la analogía de la partida de ajedrez, intento imaginar cual podría ser el último movimiento antes del final del ‘medio juego‘ y que todo esté potencialmente decidido: Google sólo le haría falta adquirir una empresa muy conocida, y que últimamente está dando pequeños pasos a favor del software libre, que empieza por S y termina por kype y, con esta empresa y con su antigua competencia (Gizmo5) bajo su techo, tiene toda las papeletas de ser el gran gigante de la VoIP mundial para el gran público. ¿o no?

1 Comentario

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales