Por qué la voz humana ya no sirve para identificar a alguien

Hace unos años dí una conferencia en el VoIP2DAY sobre el uso de la Inteligencia Artificial en el campo de la VoIP en el que hablaba que existen bancos (HSBC por poner un ejemplo) que comprueba durante una llamada, si la persona con la que hablamos es realmente quien dice ser, aprovechando un análisis de la voz telefónica (Voice ID Fingerprinting).

Esto hoy día ya no es una aplicación válida, ya que alguien le ha dado dos vueltas de tuerca a esto de la Inteligencia Artificial y ha conseguido que, aprovechando una conversación telefónica de 5 segundos, poder generar casi en tiempo real un modificador de audio para cambiar la voz de un TTS de forma que tenga exáctamente el mismo tono y el mismo timbre de voz que en la grabación de 5 segundos. Esto es, cualquiera con esa aplicación podría generar una conversación con nuestra voz y confundir y poder hacerse pasar por una persona.

Hay soluciones comerciales que ya hacen esto y que nos permite generar locuciones con la voz que queramos (incluso con una propia) por lo que si necesitamos generar nuevas locuciones para nuestro sistema, aquí tendríamos todo lo necesario.

No obstante, la aplicación «Real Time Voice Cloning» junto con toda la documentación de la tesis está disponible desde la página web del proyecto: https://github.com/CorentinJ/Real-Time-Voice-Cloning y un vídeo demostrativo de cómo funciona.

Así que, si tenéis un rato aburrido, os recomiendo que lo probéis porque es una herramienta tan útil como curiosa para frikear un buen rato.

Este es un artículo original escrito por Elio Rojano.
Si te gusta y quieres compartirlo, utiliza los siguientes botones o bien copia el contenido que desees siempre que se enlace a la pagina original y se mencione al autor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos

Menú

Redes sociales