Hace 26 años (el 3 de Diciembre de 1992) el ingeniero Neil Papworth de la empresa Airwide Solutions, envió el primer mensaje SMS con el texto “Merry Christmas” utilizando para ello un dispositivo móvil.

Desde entonces, todo ha cambiado: Internet dio lugar a un flujo incesante de datos en tiempo real desde y hacia cualquier dispositivo conectado, envío de fotografías, música, vídeos, etc… la llegada de nuevos sistemas de comunicaciones móviles aceleraron la velocidad mejorando la calidad (y el consecuente tamaño) de lo que se enviaba y permitiendo transmitir vídeo con una resolución de 1080 o incluso más, sin apenas cortes. El nuevo sistema de comunicaciones inalámbricas 5G que parece que va a revolucionar todo lo que conocemos en cuanto a Internet móvil (y fijo) también se espera que llegue muy pronto.

Pese a todo, el envío de SMS siguen manteniéndose intactos y como uno de los pocos sistemas que dependen únicamente de la red de operadores de telecomunicaciones (no dependen además de empresas de terceros) aunque el coste asociado a cada mensaje pasó factura ante la llegada de empresas de mensajería gratuita como Whatsapp, Line, Facebook, Telegram, y un sin fin de aplicaciones que permiten enviar texto entre usuarios o grupos de usuarios.

Tipo de móvil de la época (1990)

Aún así, si alguien te quiere enviar un código de verificación para comprobar que realmente eres tú quien se está intentando loguear en tu cuenta, te envía un SMS, si una empresa quiere asegurarse de poder enviarte un mensaje utilizando un sistema “estándar” y confirmar que lo has recibido, te envía un SMS.

Los SMS permiten enviar un mensaje de 160 caracteres en su formato “normal” de texto, o bien 80 caracteres si se utilizan caracteres unicode que requieran dos bytes por cada carácter.

También disponen de un sistema que permite el envío de mensajes más largos de 160 caracteres (lo que se denomina “SMS multi-parte”) que consiste en dividir el texto en mensajes de 135 caracteres y utilizar los 25 bytes restantes para “conectar” los mensajes entre sí y formar un único mensaje más largo (formado por varios mensajes de 135 caracteres).

Los SMS se han quedado como el sistema de envío de texto más estándar disponible sin necesidad de disponer de una cuenta de Whatsapp, de Facebook, ni ninguna otra. Únicamente por estar conectado a la red móvil y tener un número de teléfono, ya puedes recibir mensajes, motivo por el cual, los principales órganos públicos utilizan los SMS como sistema de notificación, aunque sean más caros que cualquier otro sistema actual.

Las empresas de telecomunicaciones intentan continuamente actualizar el sistema de envío de mensajes de texto SMS con nuevos protocolos, nuevas aplicaciones y nuevos sistemas que permitan el envío de archivos (fotos, vídeos, audio, etc.) a la vez que garantizan la entrega en caso de no disponer de una conexión a Internet. De ahí surge un nuevo estándar llamado RCS (Rich Communication Service) que permitirá el envío de archivos (fotos, audio, video, etc.) utilizando la infraestructura de los operadores. Efectivamente, es un nuevo estándar que cambiará los SMS para siempre y que cuenta con el apoyo de prácticamente todos los operadores, empresas proveedoras de servicios y empresas de software como Google o Microsoft. (Más sobre RCS)

En fin, nos guste más o nos guste menos, los SMS siguen ahí, funcionando como el primer día, tardando de media unos 4 segundos desde que se envían hasta que se reciben, pero funcionan de forma estable y segura lejos de la mirada indiscreta de terceros y se disponen de APIs y medios para poder enviar SMS de forma automática y mecánica para enviar mensajes de notificación.

Debido a que el envío de SMS tiene un coste, las empresas son más reticentes a enviar SMS de lo que serán cuando puedan enviar otros mensajes de forma gratuita, por lo que visto lo visto, el SMS sigue siendo la forma preferida por usuarios y empresas para enviar mensajes de texto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales