Quizá una de las cosas que deberíamos plantearnos más a menudo, es el motivo por el cual la videoconferencia sigue sin ser el sistema más utilizado para comunicarse. Bien los requisitos técnicos (ancho de banda, incompatibilidad entre distintos protocolos, …) o bien algo más trivial (timidez, preservación de la intimidad, etc…) pueden ser motivos suficientes para que esta herramienta, pese a haber despegado y disponer de suficiente calidad y beneficios, sigue siendo “la gran olvidada” en el mundo de las comunicaciones IP y todo el mundo prefiere seguir haciendo “llamadas ciegas” en lugar de poder ver a nuestro interlocutor.

Si bien las tecnologías que acompañan a una videoconferencia son cada vez mejores (mayor calidad, mejores códecs que nos ayudan a ahorrar ancho de banda, mayor ancho de banda en nuestras conexiones, menor latencia, webcams de alta definición, etc.) hoy tenemos la posibilidad de ver un prototipo de una videoconferencia de un futuro próximo: la videoconferencia 3D.

Muchos ya conocéis el famoso Telepresence de Cisco y sus homólogos de Polycom que permiten hacer una videoconferencia utilizando varias cámaras y varias pantallas de televisión, de forma que una pared se convierte prácticamente en otra sala/espejo donde aparece nuestro interlocutor sentado en una mesa similar a la nuestra y con una calidad suficiente para pensar que realmente está sentado a 2m. de nuestra silla. La pega es que no utilizan los últimos protocolos y códecs disponibles por lo que el ancho de banda que requiere, es bastante alto y las exigencias necesarias para que funcione adecuadamente, lo convierten en una herramienta bastante exclusiva que pocas empresas y bancos pueden permitírselo.

No obstante, la innovación no consiste en hacer “lo mismo de siempre” pero más caro, si no ofrecer algo que nadie haya hecho antes y que sea mucho más práctico, atractivo y a ser posible, económico… esto es lo que podremos ver a continuación:

Esto es lo que han desarrollado bajo software libre, utilizando algo tan “de moda” como la cámara para la consola X-Box360: Kinect , una webcam diseñada originariamente para jugar sin utilizar mandos y que cuenta con unas características técnicas que podrían considerarse el futuro de las próximas webcams de alta definición ya que esta webcam además de ofrecer una vista estereoscópica (como se llama cuando tiene realmente 2 cámaras) si no que además obtiene datos sobre profundidad relativa, lo que le permite obtener una imagen estereoscópica y su información en el eje Z.

Cuando unimos las posibilidades de librerías opensource (a las que Microsoft ha dado su consentimiento), un par de cámaras Kinetic con su información de profundidad, y un poco de software y librerías de comunicaciones IP (orientadas a la videoconferencia) podemos conseguir una videoconferencia en 3D que nos permite ver a nuestro interlocutor y navegar sobre él como si de un videojuego se tratase, pero mejor verlo en el siguiente vídeo:

Hay muchos factores que estudiar: ancho de banda, compatibilidad con protocolos y códecs estándar, e interacción con software controlado, pero como primer paso podría ser una curiosa evolución de la videoconferencia tal y como la conocemos.

Por cierto, toda la información sobre este desarrollo, incluidas las librerías utilizadas, se encuentran en la web del desarrollador:
http://idav.ucdavis.edu/~okreylos/ResDev/Kinect/

2 Comentarios

  • Es a esto mismo a lo que me referia cuando indique en el facebook de mi empresa,si se le ocurria a alguien alguna idea para implementar con Voz-IP 🙂 Este es el futuro de las videoconferencias sin duda alguna.

  • Te felicito muy buen post, informativo y muy interesante, yo creo que muchos aún ven la videoconferencia como una invasión a la privacidad, pero cuando se trata de ahorrar en un viaje de negocios y todo lo que esto implica, se piensa en alternativas como esta, hay en españa varias empresas que ofrecen el servicio por ahora hago la prueba gratis de axiatel para ver si reúne mis espectativas. Saludos

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales