Lo venía escuchando (o mejor dicho, leyendo) desde que empezaron los rumores sobre el nuevo firmware que traerá el nuevo iPhone 3G, una de las ventajas de la versión 2.0 que traerá de serie viene a ser que admitirá aplicaciones nativas de manera oficial, por lo que no habrá que recurrir a técnicas de jailbreaking para poder disfrutar de las aplicaciones nativas que los desarrolladores vayan sacando, únicamente hará falta darse de alta en Apple para poder distribuir las aplicaciones mediante iTunes Store, pero un detalle que me dí cuenta y que me sorprendió: Se permitirá cualquier tipo de aplicación excepto las que sirvan para hablar por VoIP.

Como ejemplo ponían la aplicación Skype, pero aunque todos sabemos que hay muchas formas de evitar el bloqueo de puertos, accesos y demás historias en redes monopolizadas por las operadoras, el hecho de que una aplicación de VoIP creada por un desarrollador deba ser prejuzgada antes de ser publicada en la iTunes Store va a ser un punto conflictivo que puede provocar que aplicaciones como iCall, Fring o similares no lleguen a ver la luz, o en caso de hacerlo, aquellos usuarios que deseen utilizar su iPhone con una aplicación de VoIP van a tener que realizar el conocido jailbreak rompiendo la garantía (como ya es costumbre).

¿Algún día las operadoras se darán cuenta que la VoIP es la mejor manera de ahorrar y simplificar la infraestructura que utilizan para conectar por voz a sus usuarios?

El día que lo hagan, seguro que será demasiado tarde.

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales